lunes, 12 de noviembre de 2012

Por la libertad de Antonio Rodiles

"Sin EVAsión"el blog de Miriam Celaya

Desde la noche del miércoles 7 de noviembre permanece detenido en la estación policial de la avenida de Acosta, en el municipio capitalino de Diez de Octubre, el activista de la sociedad civil independiente Antonio Rodiles. Ha trascendido que fue golpeado en el rostro y en otras partes del cuerpo y se encuentra desde entonces sin ingerir alimentos ni agua en reclamo de su libertad. Uno de los esbirros lo amenazó rastrillando su arma contra la cabeza de Rodiles… nada que envidiar a la rica tradición dictatorial latinoamericana de impecables uniformes militares.  De la treintena de detenciones temporales que se produjeros la semana pasada, solo Rodiles sigue encerrado. Se dice que las autoridades lo acusan de desacato, de resistencia al arresto, y más recientemente se presume que pretenden enjuiciarlo por un delito más grave: atentado. La intención es clara: hay que encarcelar al líder de la propuesta que está quitando el sueño al generalato.

Los que conocemos a Antonio Rodiles y estamos comprometidos en su misma causa cívica sabemos que tanto cinismo oficial solo responde al temor que le inspiran al gobierno cubano los reclamos de los opositores pacíficos. La campaña Por Otra Cuba, que recaba las firmas de centenares de cubanos exigiendo la ratificación de los Pactos de Derechos firmados por las autoridades en febrero de 2008, constituye una amenaza a la inmunidad de un totalitarismo que se ha enseñoreado de Cuba por más de cinco décadas. La fuerza moral de la disidencia y las experiencias de centenares de cubanos dignos a lo largo de los años, parece acrisolarse en el espíritu de resistencia que ha venido eclosionando entre amplios sectores de la sociedad y está tomando forma en la consolidación de proyectos ciudadanos como Estado de SATS, la Asociación Jurídica de Cuba, la plataforma blogger Voces Cubanas, el proyecto Razones Ciudadanas, OMNI Zona Franca y otros muchos de disímiles tendencias pero con un anhelo común: una Cuba en democracia.

El temor de los represores es tan grande que la estación de policía donde mantienen recluido a Rodiles está protegida por un fuerte operativo para impedir que se formen grupos en demanda de la liberación del prisionero. Saben que él no está solo, que decenas de sus compañeros de ruta estamos pendientes de él y mantendremos una demanda permanente por su libertad. Deberían saber también que no es preciso que plantemos ante una madriguera de esbirros para continuar nuestra lucha pacífica. La Demanda está siendo firmada, a su pesar, por otros cubanos que van ganando conciencia, no se puede encerrar el ansia de libertad de la gente, por eso la represión está logrando el efecto contrario cuando cree sofocar la rebeldía por medio del terror.

Debemos oponernos con fuerza a la conjura. Libertad para Antonio Rodiles. Los Pactos de Derecho deben ser ratificados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada